Policías vs Manteros

La venta ilegal, como su propio nombre indica no está regulada por ningún tipo de ley ni esta dirigida por ningún tipo de administración pública. Por lo que su actividad, debe ser penalizada si agentes de la policía local de la ciudad ven que se está produciendo en los puntos más comunes de Sevilla.

¿Cómo actúan entonces los agentes de la policía cuando esto ocurre?

Según el medio El País, en Barcelona, desde 2018, la guardia hace la vista gorda, y todo se debe a «un cambio de estrategia del gobierno de Ada Colau, consciente que solo se cobran un porcentaje “ínfimo” de estas sanciones».
Así mismo, en Sevilla, hemos sido capaces de observar distintos comportamientos en la policía en lo que refiere a venta ilegal en las calles. ¿Quién no ha visto correr a los manteros alguna vez? o ¿quién no ha visto a los vendedores recoger de forma extremadamente rápida todos sus productos en la manta? Es cierto que hay agentes que no llevan a cabo el proceso de paralizar esta venta y penalizar a sus responsables, así como aquellos que si lo hacen pudiendo sufrir ciertas consecuencias. Según el diario ABC de Sevilla en 2018, en el centro comercial de Nervión Plaza dos agentes fueron levemente heridos por manteros ya que estos se resistían a retirarse de las calles de uno de los puntos más fuertes de venta ilegal en toda la ciudad.

¿Produce la venta ambulante inseguridad ?

La respuesta es sí. El periódico ABC, en enero de 2018 confirmaba que el propio Tomás González, peridente de Aprocom, llamó varias veces a la Policía Local para intervenir en los negocios ilegales tras muchas quejas de los comerciantes que ejercen esta actividad de forma legal. Por lo que la inseguridad no es sólo para los agentes agredidos, ni sólo para los propios vendedores ilegales, también para todos los comercios que se ven envueltos y perjudicados por esta actividad.

¿Cuanto es la multa por venta ilegal?

La multa son desde 150 euros hasta 6000 ya que todo depende también de cuantas veces se reincida y de lo que se este vendiendo. Además, esto también dependerá de la Ley Orgánica 4/2015, del 30 de marzo de protección de la seguridad ciudadana en su artículo 32 determina que “los alcaldes podrán imponer las sanciones y adoptar las medidas previstas en esta Ley cuando las infracciones se cometieran en espacios públicos municipales o afecten a bienes de titularidad local, siempre que ostenten competencia sobre la materia de acuerdo con la legislación específica». En los términos del artículo 41, las ordenanzas municipales podrán introducir especificaciones o graduaciones en el cuadro de las infracciones y sanciones tipificadas en esta Ley”.